miércoles, 6 de junio de 2012

Chepina y el Peje (Elecciones 2012 Parte 2 de 3)


                Después de los dos primeros, continuo mi análisis de los candidatos presidenciales.

AMLO a.k.a. El Peje (PRD + partiditos parásitos)

Una de las razones para partir el ensayo original en tres fue para dejar descansar mi hígado, ya que era insoportable analizar a EPN y al Peje espalda con espalda. México necesita una dosis generalizada de Sukrol, porque es preocupante la escasa memoria que tenemos. Supuse que en el 2006 AMLO se suicidó políticamente y ya no íbamos a saber de él.

Sin embargo, el PRD ha demostrado ser un perfecto vástago del PRI (recordemos que la mayoría de sus integrantes provienen de dicho partido, incluido el propio AMLO), además de no tienen imaginación al elegir nuevos candidatos: por eso lanzan al Peje por segunda vez tras tres candidaturas consecutivas de Cuauhtémoc Cárdenas (a ése sí le robaron flagrantemente la elección del ’88, obra de Manuel Bartlett que ahora es candidato a senador por parte de la coalición de AMLO). De ser menos ególatra, AMLO hubiera aprendido un poco de Cárdenas, que mostro algo de educación e inteligencia política. Claro que se manifestó en todos los medios que pudo, pero siempre dentro de la legalidad, y es que entendió que si quería ser presidente debía darle su lugar a las instituciones.

Si AMLO hubiese sido un poquito más inteligente (lo cual no es), hubiera hecho unas marchitas por acá, unos reclamos por allá, apariciones en medios alternativos y punto. Hubiera esperado pacientemente, sabiendo que en este país de inconformes iba a estar en excelente posición para ganar este año, ya que en México nos gusta creer en los héroes que nos van a salvar mágicamente de nuestros problemas. Es más, si no hubiera hecho esos desfiguros de hace seis años, tal vez ahora estaría ahora de su lado y tendría mi voto asegurado, ¡pero no! El Peje mostro sus verdaderos colores en el 2006: un expriista frustrado con hambre de poder, un megalómano que no le importa cómo, pero debe ser presidente.

Independientemente de que si le robaron o no la elección de hace seis años (admito que es factible) ¿Acaso nadie se acuerda del pancho en Reforma y el show del presidente legítimo? Mucho menos van a recordar cuando tomo pozos de Pemex en Tabasco ocasionando grandes pérdidas y estragos en el surtimiento del crudo. AMLO no respeta nada que vaya en su contra y es capaz de afectar a terceros sin miramientos con tal de obtener su objetivo (legal o ilegalmente). Lo grave es que tanto él como sus seguidores justifican abiertamente sus desmanes: “Es que si le robaron, tenía derecho a hacer lo que hizo y más”. Sabemos que las autoridades de nuestro país son todo menos justas pero, nos guste o no, es la Ley.

Cómo ciudadanos podemos manifestarnos inteligentemente (como el movimiento estudiantil actual) con el compromiso de respetar a las instituciones. No se vale la postura del PRD “si la ley me favorece, la respeto. Si no, la desconozco”, si el fraude hubiese sido a favor del Peje, ya lo veo atacando y criticando  fieramente a los manifestantes por no respetar el estado de derecho; ni  tampoco hubiera permitido el conteo “casilla por casilla”. AMLO es un delincuente marrullero que no le importa llevarse al país en las espuelas, él sólo quiere poder.

AMLO es incapaz de gobernar al país con esa actitud, es bueno para pelear, para prender a la población con sus discursos, para cuestionar a las instituciones y a cualquiera que no esté de acuerdo con él. Independientemente de lo malo que fue Fox en su mandato, AMLO le debía respeto por ser el presidente y no llamarlo “Chachalaca”. Si como candidato tiene esos ataques de patanería, ¿Qué será como presidente cuando nadie le ponga un freno? Nadie lo va a poder criticar porque se las verá negras. Un dirigente debe ser político, capaz de negociar, capaz de lidiar con diferencias y llegar a acuerdos con la oposición. ¿Cómo sacamos al PRI de Puebla? Con una alianza entre el PRD y el PAN, misma a la que el Peje se opuso y sin la cual es probable que tuviéramos al “Gober Precioso 2” en el poder estatal ahora mismo.

¿Así pretende gobernar? ¿Unilateralmente? ¿Dogmáticamente? ¿Insultando? Muchos se enamoraron de él en el debate pero ¿desde cuándo el más marrullero es el mejor estratega? Tengo algunos conocidos que son maestros en el arte de alburear e insultar y, en esos menesteres, nunca los derrotaré, pero no quiere decir que sean más capaces que yo laboralmente. Sin embargo al mexicano le enamora el ignorante salvajemente peleonero que tienen en el inconsciente colectivo: como su amado Pedro Infante.

Gran parte de su derrota de hace seis años se basó en el miedo que se nos inculcó (y que luego él mismo confirmó con sus muestras de salvajismo político). Irónicamente, lo mejor que le pudo pasar al Peje fue que el PRI postulara a EPN, ya que es tan inepto e incapaz, que enfocamos toda nuestra atención (y también miedo) hacia el monigote del tricolor. Si el PRI hubiera ido con Beltrones, no hubiera recibido tantos ataques y el Peje no iba a pasar el 20% de preferencias. Pusimos tanta atención en EPN que, sin darnos cuenta, AMLO creció y ya no queda mucho tiempo para desinflarlo. En el 2006 nos enfocábamos en un solo mal, esta vez nos tuvimos que preocupar por algo peor (EPN), aunado a que el PRD nos hizo el favor de volvernos a enjaretar a su caudillo y nos dieron en la torre (¿Quién dice que en México no podemos superarnos? Lo malo es que siempre es en perjuicio propio).

Lo voy a decir abiertamente, el Peje no me da miedo, ¡Me da pánico! Es como viajar en el tiempo, ya que está vislumbrando utilizar las políticas demagógicas que el PRI uso en los 70’s y en los 80’s. Dice que va a bajar el precio de la gasolina, en respuesta al reclamo de una sociedad harta de los famosos “gasolinazos”. Pero analicemos la factibilidad de la idea, digamos que baja el precio y ¿de dónde va a suplir esa fuente de ingresos? ¿De los impuestos que TODOS deberíamos pagar pero que sólo cumplimos un tercio de la población? ¿Acaso va a gravar los alimentos y medicinas con el IVA? ¡Claro que no! Porque eso sería “antipopular y antipatriótico” dicen los pseudopolíticos del PRD y PRI.

Sin embargo el elector mexicano se está dejando enamorar por el llamado AMLOVE y sus irresponsables promesas. ¿Cómo va a generar millones de empleos? Fácil, vamos a regresar a las monstruosas empresas paraestatales que empleaban a más de la mitad de la población, un gran aparato burocrático que torna lenta la economía nacional. Dice que va a restablecer Luz y Fuerza, medida populista que ni siquiera ha analizado, está ignorando que no era rentable: una fuga de capital importante por lo ineficiente que era, ¿Qué sigue? ¿Mexicana de Aviación? Los que trabajaban ahí son los menos culpables, pero no se podían mantener con pérdidas así que, como cualquier otro negocio en el mundo, si no hay ganancias, se cierra.

Las empleadoras van a tener que ser en su mayoría paraestatales, ¿Por qué? No nos engañemos. Las empresas extranjeras que se instalan acá no lo hacen por el clima, porque les caigamos bien o por nuestra rica comida; lo hacen por los beneficios gubernamentales otorgados. AMLO dice que les va a cobrar a esas empresas como al resto, OK, es lo justo. ¿Saben cuántas se van a quedar? Ninguna. Claro que no se van a ir de un día para otro, lo cual hará resplandecer el modelo del Peje en los primeros años. Pero se empiezan a detener inversiones, reubicar líneas productivas y, paulatinamente, abandonan un país que ya no les es rentable. ¿Saben cuántas otras repúblicas Banana como la nuestra hay en el mundo?

Los inversionistas no son tontos, saben que si gana el PRI o el PAN van a continuar las condiciones positivas para los empresarios, no les va a gustar que gane el PRD. Y no exagero, recién la semana pasada el dólar se disparó de $13  a $14.50 cuando se dio a conocer que el Peje se había acercado a cuatro puntos porcentuales de EPN. Llámenlo coincidencia, pero los mercados financieros externos no tienen por qué quedar bien con nadie, bien dicen que lo visto no es juzgado: con AMLO en la presidencia resultamos menos atractivos para la inversión extranjera directa e indirecta, ya que no encuentran productivas sus propuestas.

 Obvio es nuestro país y hay que ver por el bien de los mexicanos ¿Cierto? pero ¿en dónde vamos a trabajar? ¿De dónde vendrán las divisas? ¿De trabajar en el gobierno? ¿Vamos a exportar productos de alta calidad? Normalmente exportamos materia prima, ya que no hemos desarrollado la infraestructura para transformarla. Tal vez no sea popular lo que digo pero, recalco ¿Dónde vamos a trabajar Sr. Peje?

Es triste que tengamos que convencer a empresas mercenarias con ventajas desiguales, pero ellos nos son los culpables, los somos nosotros, con una cultura viciada por años de despilfarro, de apatía, de mediocridad, de faltas de respeto y nula disciplina de parte nuestra y nuestros gobernantes, lo cual nos obliga a prostituirnos.

Muchos ya me han de estar tachando de cínico (y tendrán razón) pero ¿Quién es el dueño del balón en este mundo? Los emporios financieros mundiales. La inversión extranjera viene a esta tierra corrupta y poca infraestructura por los beneficios que les damos. ¿Quién nos va a emplear? Dicen que hay pocos empleos, pues ahora va a haber menos. ¿Creen que exagero? Volteen a ver a Venezuela, ¿creen que alguna empresa extranjera va a invertir allá? Con el historial de expropiaciones de Hugo Chávez, las multinacionales han huido de ahí para nunca regresar (por lo menos mientras siga él en el poder).

OK, va a haber muchos trabajos de gobierno. ¿De dónde saldrán las pensiones a la tercera edad, el bajar la gasolina, aumentar el salario mínimo y demás? Tal vez de gravar más impuestos a los pocos que pagamos, endeudarnos con el FMI y, ¿por qué no?, a la usanza del PRI, imprimir más billetes, o sea vayan diciéndole adiós a la inflación abajo de 5% anual y denle la bienvenida a las escaladas de precios propiciadas por devaluaciones e inflaciones.

La pobreza no se va a resolver en un sexenio, tal vez en unos cuatro MUY buenos. Las soluciones mágicas del Peje van a salir contraproducentes. Sé que no se ven los resultados esperados en 12 años de panismo, pero primero había que limpiar el desmadre que dejó el PRI y poner bases sólidas para el desarrollo, pero como no tenemos paciencia (ni memoria), queremos echar todo a la basura e iniciar de nuevo.

Al igual que los buenos padres, los buenos políticos (de los cuales carecemos) saben que hay acciones que no son populares, pero que son necesarias para el desarrollo sano de un país. A un niño no le gusta las vacunas, comer verduras, ir al doctor, hacer la tarea, limpiar su cuarto o levantarse temprano para ir a clase, pero los padres saben que debe hacerlo para un mejor futuro, un papá que cede a todos los caprichos de su hijo no es uno bueno  (al contrario); el niño a veces les dirá “¡papás malos!” ya que no comprende por qué lo martirizan tanto, “no me quieren” piensa él

 Algo así pasa con el gobierno, el “gasolinazo” es impopular, pero con lo poco que se recauda en impuestos (y con lo subsidiada que está la gasolina) es necesario, así como lo son las reformas fiscal, laboral y tantas cosas por cambiar que los “buenos” partidos (como el PRI y PRD) no quieren aceptar porque “van contra el pueblo de México”. Si no se toman esas medidas pronto lo lamentaremos o, peor aún, las generaciones de abajo nos lo recriminaran. El mexicano no se caracteriza por ser maduro, letrado o consciente, simplemente están inconformes con todo y quieren respuestas fáciles y mágicas (como las que promete AMLO).

Muchos me dicen “Pero mira cómo dejo el DF y todo lo bueno que hizo ahí” pero ¿A qué costo? Al terminar su mandato la Ciudad de México era la entidad más endeudada del país, si el Peje no es mago, de algún lado tenían que salir todas esas dádivas que dio. Nos gusta escuchar que vamos a pagar menos, que vamos a obtener más beneficios, que nos darán conciertos gratis de Paul McCartney (al fin que él ni los cobra ¿verdad?), PERO no nos gusta cumplir con nuestras obligaciones para ayudar al desarrollo del país, eso temas nos enojan e indignan. Por eso AMLO es bueno, sólo promete cosas buenas. Es mejor que nos den el pescado gratis a que nos den la caña para pescar (un trabajo estable para ahorrar y pagar mi boleto para ver a Sir Paul en el Foro Sol, por ejemplo). Omiten que la deuda pública nos pertenece a todos, así que sólo les están dando atole con el dedo.

Los seguidores de AMLO tienen todo el derecho de atacar a EPN, JVM, Telerisa y todo lo que quieran, lo malo es que (al igual que su candidato) no te permiten críticas hacia su Mesías porque se indignan, te tachan de injusto y se van sobre ti. De hecho los Peje-seguidores se ven contagiados por esa violencia que él emana y son los más escandalosos tanto en la campaña como en las redes sociales: confrontando y atacando. De hecho ya se están preparando inconscientemente para hacer su desmadre, ya que desde ahora están diciendo que les van a hacer fraude, y ya se están preparando. ¿Ahora qué van a hacer? ¿Tomar carreteras? ¿Empresas? ¿Casas? ¿Rehenes?

Un líder alcanza acuerdos, con la suficiente visión para identificar lo que funciona y lo que no. AMLO tiene carisma que arrastra a mucha gente, pero no es posible que descalifique TODO lo que han hecho los gobiernos hasta ahora (incluso el PRI tuvo logros significativos). Fox no descalifico todo, dejó lo que funcionaba y trato (porque no lo dejaron) de mejorar lo que fallaba. Calderón también dio continuidad a lo que funcionaba. La postura de AMLO es totalmente radical: ¡TODO está mal! No podemos tirar todo e iniciar de cero; tampoco puede prescindir de todos, debe trabajar con gente de los otros partidos para llegar a acuerdos. Este país es de todos por lo que todos deberíamos estar involucrados en sus decisiones.

Para los seguidores del Peje “NO SE APASIONEN” es una simple elección, se vota y se acabó, no se van a ir a vivir con él, no va a ser su “brother” ni su jefe ni le va a dar de comer. Apóyenlo, infórmense y voten pero, por favor, no se fanaticen, porque la radicalización no le hace bien a México y es la raíz de muchos males de la humanidad.

El Peje desapareció para mí hace seis años, lo malo es que resurgió y con una fuerza inusitada, gracias a que EPN despertó más miedo que él. Honestamente, me da igual si gana AMLO o EPN ya que ambos, cada cual a su manera, le van a dar en la torre al país y eso me ha sumido en una depresión a últimas fechas. Como diría el buen Alex Flores, si uno de estos dos monigotes es presidente “¡Ya nos cargó el payaso!”.

JVM a.k.a. Chepina (PAN)

OK, ya he expuesto mis razones para no votar por los tres candidatos varones, lo cual deja mi voto decido por descalificación de las opciones restantes, más que convencimiento de Chepina. Esta parte va a ser breve ya que encuentro en Josefina Vázquez Mota la opción menos mala a disposición. Para empezar, y admito que es un simple prejuicio, las mujeres tienden a ser menos corruptas que los hombres (con sus excepciones como la maestra Elba Esther Gordillo), tal vez por ese instinto de madres que las haces más responsables.

Independientemente de esto, tengo la impresión que Chepina está más limpia que EPN y AMLO, claro que no está tampoco inmaculada, le salen los trapitos de no sé qué bolsas carísimas compró, sus constantes faltas al congreso y todo lo que los medios tergiversen para usarlo en su contra. Son escasos los políticos honestos en el mundo, ya que la política es de los inventos más despreciables de la humanidad (sólo después de la religión), PERO hay que votar y creo que ella es la “fruta menos podrida”.

Ya que mencione lo de la religión, aquí sale lo del “Yunque” al cual representa el PAN y no voy a defender lo indefendible porque soy el primero en atacar a los fanáticos que se guían por dogmas religiosos. Si de algo les sirve, Chepina ha sido abandonada por el presidente y por su partido, y eso es excelente porque (en caso de ganar), tendrá menos lealtades e intereses a los cuales responder, así tendría un poco más de libertad para maniobrar.

¿Por qué Calderón y el PAN han abandonado a Chepina? Muchos dicen que porque le falta fuerza, que hasta una vendedora de memelas se le pone al brinco. Pero no por ser un gamberro se tiene que ser excelente líder, y la civilidad es algo que ahora resulta ser un defecto en este mundo.

Es factible que Calderón la abandonó porque no era su candidata, ya que el primero fue el fallecido secretario de Gobernación Juan Camilo Mouriño, el cual murió en un accidente (Hipótesis: Los responsables fueron los Narcos y/o el PRI; si fueron los segundos fue para que el “niño bonito” del PAN no opacara al del PRI en estas elecciones).  El otro candidato de Calderón, Ernesto Cordero, perdió en la elección interna del PAN, lo cual legitima a Chepina, ya que no la impuso el presidente de la república (como hacía el PRI).

Quiero aclarar que NO estoy casado con el PAN, si el PRD hubiese lanzado a Ebrard admito que me hubiese puesto en un aprieto al momento de decidir mi voto. Sé que es el mismo PRD pero, por lo menos, Ebrard merece el beneficio de la duda, a diferencia del Peje, el cual ya mostró sus verdaderas intenciones y traumas.

En sólo doce años los gobiernos panistas han puesto las bases para resolver muchos de los problemas que 70 años de PRIgobierno agravaron en México, esto a pesar de un congreso que ha obstaculizado todas las reformas necesarias para el desarrollo nacional. Estoy convencido que de haberse dado dichas reformas hoy en día estaríamos mucho mejor de lo que ya logramos respecto al siglo pasado (y lo que aún falta por arreglar).

Muchos se dicen decepcionados del PAN pero, créanme, no vamos a ser país desarrollado ni en tres ni en cuatro ni en veinte sexenios mientras sigamos con la actitud nefasta que caracteriza al mexicano: apáticos, vividores, holgazanes, gandayas, inmaduros y dependientes. El día que crezcamos, seamos productivos y responsables de nuestro destino, será cuando integraremos el primer mundo, no culpemos al PAN de las altas esperanzas que siempre tenemos y no nos cumplen, cuando el culpable está en cada uno de nosotros.

En la tercera entrega de esta serie comento aspectos diversos de la elección que resultarán primordiales.

Hebert Gutiérrez Morales

6 comentarios:

Mich Green dijo...

"La religión es el opio del pueblo, la política el crack"... no soy una eminencia en economía pero sí me preocupa que de cada tres pasos que damos, retrocedemos dos (para los malos en matemáticas, es decir avanzamos uno)... temo que si gane el Peje, retrocedamos el poco camino avanzado.
1. Bajar los precios de luz/gasolina me parece un suicidio! Alguna vez dije, estoy de acuerdo con Quadri de que la gasolina no se debería de subsidiar y me llovieron cantidad de agresiones, que si soy elitista, que vivo en mi burbuja, que yo sí a puedo pagar. Analicemos: ¿quienes son los que se benefician de la gasolina? la gente que tiene coches!! ¿quienes pueden comprar coches? la clase media y media alta!! ¿a quién beneficia el subsidio? a los ricos!! Segundo, se destinan mas de 166 millones de pesos en subsidios, que bien podrían ser destinados a mejorar un transporte público más limpio y eficiente, no las cochinadas que tenemos: impuntual, siempre a reventar en horas pico, sucio y contaminante. Me preguntaron ¿y la gente del campo? si le suben el combustible también les afectaría!! sí y no, ¿cuántos campesinos tienen tractores? exacto! el arado de tierra se hace con animales, y quien tiene tractores tiene dinero para pagar el combustible, no se hagan tontos! ¿Ayuda al campo? sí, es urgente! pero no regalando la gasolina que beneficia a ricos, si no llevándoles agua, pozos para que no se les sequen las cosechas, seguros contra incendios e inundaciones, asesoría!! En Costa Rica, todas las plantaciones de café estan constantemente vigiladas por un grupo especial que visita al agricultor para asegurarse que la calidad siempre sea la mejor. ¿Qué sería del campo si en vez de regalarles las cosas mejor les enseñamos a hacerlas bien? Que el agricultor sepa qué sembrar según el clima, que le enseñen a que rotar la cosecha es mejor que quemar y volver a sembrar maiz por décima ocación, que le enseñen a hacer composta...
2. ¿Qué país extranjero va a querer invertir en un país donde existe la amenaza de nacionalizar empresas? Recordemos lo que pasó en Venezuela, no digo que vaya a pasar, pero siempre hay esa especulación y nadie se va a arriesgar. Empresas como Coca-Cola, Unilever, VW, Nissan.. son empresas extranjeras que dan empleo a MUCHOS mexicanos!! Algunas el gobierno ha dado ciertos incentivos para que vengan a México a dar trabajo, ¿eso queremos, que se vayan esas empresas? ¿que dejen de venir nuevas empresas?
3. Pensiones para los adultos. Sí, yo también soy idealista y sueño con un mundo justo, pero.. ¿como lo va a financiar el gobierno? bajándole el sueldo a los funcionarios, ok? con eso a penas y recuperan parte del subsidio a la gasolina, falta el subsidio a la luz, y las pensiones, que por cierto todos sabemos que el sector salud esta muuuy endeudado. ¿Luchando contra la corrupción? Tengo mis dudas ¿cómo piensa hacerlo? si no pudo ni controlar a su gabinete, ahora ¿cómo va a controlar a un país sumergido por años en la corrupción?

Que no les sorprenda que si gana el dólar llegue a los 16 pesos. Sí bien es cierto que la crisis en Grecia y España nos afectan, también es cierto que AMLO ya esta preparándo su guerra sucia por si le "roban" la elección... Genial!! más especulación en el país, situación política/social inestable, menos inversión, más aversión que se traduce en DEVALUACIÓN!!!

Por último, a todos los defensores de los pobres, del campo, de las causas abandonadas, de los ideales por un mundo justo... debo decirles, yo también comparto sus ideales, pero los llevo a cabo de una manera mas eficiente, ayudando! no marchando ¿qué han hecho ustedes por su prójimo últimamente?

SEAN CONGRUENTES, POR FAVOR!!!

varelad1 dijo...

Hola Hebert,
Siempre he estado convencido de que, al hablar de política y de religión es imposible hacer coincidir totalmente a más de 2 ó 3 personas.
Siempre habrán diferencias y bemoles o tonalidades que cada quien percibe.
Sin embargo, me gustaron muchísimo tus análisis y ensayos y coincido bastante contigo, de hecho casi en todo.
Ojala muchas personas veamos las cosas como tú y pueda ganar Josefina.
Un abrazo desde Silao.
Daniel

miguel cañedo dijo...

Decir que no te importo o que no te importa si hubo fraude en las elecciones de 2006, te deja poco margen... En el año 1988 se efectuo un fraude electoral. Carlos Salinas de Gortari fue "Electo" y Cuahutemoc Cardenas relegado,de mas de 38 millones de inscritos en el padron electoral tuvimo un presidente electo con poco mas de 9 millones de votos, mismos que no pudieron ser cuantificados; Tiempo despues San Lazaro sufrio un Incendio en 1989 en su sotano se resguardaban los paquetes electorales...

Entiendo que AMLO no te es nada, pero debes ser mas objetivo ya que esto lo escribiste desde las entrañas, ser objetivo no es que hables bien de unos y mal de otros, es la capacidad de abtraerse del entorno y mirarlo a detalle, describirlo, saber su patologia mas intima y desentrañarla, para asi exponerla en sus luces y en sus sombras

Anónimo dijo...

He visto últimamente que la gente apoya la eliminación de los subsidios de la gasolina, con la que recabaremos más impuestos y podremos dedicarlos a educación y otras cosas, y obviamente benefician solamente a los que tienen dinero, porque la gente que tiene dinero tiene automóvil(claro, los pobres nunca utilizan vehículos con combustibles fósiles… cierto los camiones…), y países como Alemania, e incluso Brasil no tienen subsidios en los combustibles y pues claro, son naciones de primer mundo(este es el razonamiento de lo políticos, candidatos a la presidencia y mucha gente de clase media). Pero hay un error en este razonamiento y la gente que apoya este tipo de propuestas está muy malinformada o completamente ignorante del camino a la eliminación de subsidios, así que aprovecharé este espacio para concentrarme en explicar el porqué en Brasil si se pudo eliminar el subsidio sin golpes aparentes. No voy a discutir casos como Alemania, debido a que el poder adquisitivo es más grande que en América Latina, y el caso de Brasil se “parece” más al de México, aunque ese es un error gigantesco en el que cae la mayoría de la gente. En primer lugar, el salario mínimo de Brasil es de 620 reales, y en México, si tomamos la zona A, 284 reales, mmm… si la gasolina cuesta lo doble en Brasil creo que no les pega tanto a su poder adquisitivo, después de todo, su salario es casi el triple que el de México, pero quizás esta comparación es mala, porque el subsidio no se eliminó ayer. En 1973, Brasil empezó a trabajar en la producción de etanol, para el año de 1983, 9 de cada 10 nuevos automóviles utilizaba etanol, el cual, por ser más caro que la gasolina, se encontraba subsidiado por el gobierno, lo cual fomento a su uso, lo cual duro hasta 1989 debido a la eliminación del mismo subsidio, mucha gente regresó al uso de combustibles fósiles (nadie iba a pagar estaba dispuesto a pagar el combustible más caro).

Anónimo dijo...

). A partir de 1990 se empezaron a liberar gradualmente los subsidios de los combustibles(no solo se subsidia la gasolina de los automóviles), sin embargo, los gasolinazos brasileños en gasolina y diesel de uso vehicular se empezaron a implementar hasta el 2001, y aquí es donde entra lo interesante, para el 2000, el precio del petróleo convirtió al etanol en un combustible viable. Para el 2003(Brasil aún con gasolinazos), desarrolló vehículos motor "flex-fuel", que funcionan con cualquier combinación de etanol y gasolina. En la actualidad, más de la mitad de los vehículos utilizan etanol, y 95% de los vehículos nuevos son "flex-fuel". A partir de aquí, voy resumir los hechos importantes:
1. La eliminación de los subsidios en los combustibles fue un proceso que duró más de 10 años.
2. Se desarrolló durante 27 años una alternativa para los combustibles fósiles, y solo se comenzó a eliminar los subsidios a la gasolina y diesel de uso común cuando era una alternativa viable económica y tecnológicamente.
3. Claro que la gasolina cuesta el doble en Brasil y en México sin el subsidio, sin duda, pero el etanol puede costar el litro tan barato como 11.50 pesos mexicanos, tienen una alternativa más barata que la gasolina y sin subsidios.
4. El salario de Brasil es de casi 3 veces más el de México, y su poder adquisitivo en combustibles es muchísimo mayor que el de México.

Anónimo dijo...

Para terminar, la moraleja es la siguiente: Claro que es bueno eliminar el subsidio a los combustibles(como Brasil el gran ejemplo que a todo les encanta tener y que solo hablan basura y repiten como robots lo que alguien dijo) siempre y cuando se haya primero desarrollado tecnología para suplir el combustible por una alternativa viable así como incrementar el ingreso del ciudadano común, no es un cambio de la noche a la mañana, no se puede esperar eliminar el subsidio y esperar subsanar las consecuencias energéticas después. Brasil es el segundo exportador de etanol en el mundo, desarrollaron motores para su combustible, son una potencia emergente, lo cual se obtuvo durante años de desarrollo. Y llegamos a México, dicen que se eliminen los subsidios, ¿y la tecnología? México es un país manufacturero, si nosotros no desarrollamos la tecnología, la tendremos que comprar al precio que nos las vendan y cuando la tengan, y nos quedamos en el país de las bananas. ¿Es irresponsable mantener los subsidios sin desarrollo tecnológico en cuestión de otras fuentes de energía? Si, pero es igual de irresponsable (y quizás peor por las disparada de precios, lo cual no paso en Brasil, ya que comparado con los ingresos, el etanol es relativamente barato sin subsidios) eliminarlos sin tener la alternativa tecnológica ya preparada. Por favor, antes de apoyar barbaridades políticas y económicas, investiguen lo que dicen los políticos y sus verdades a medias. Amén.