miércoles, 29 de mayo de 2013

Cavilaciones con Cowboy Bebop (Yoko Kanno)

            Cowboy Bebop debe ser una de las mejores animaciones de la historia, por sus personajes, su argumento, su planteamiento, los diálogos y, sobre cualquier otra cosa, la excelsa música de mi compositora favorita: Yoko Kanno.

            Algún día voy a escribir sobre la maravillosa serie en sí, que tiene mucha tela de donde cortar, ahora sólo me voy a concentrar en la excepcional música. Al ser tantas canciones, sólo he tomado mis favoritas para comentar, pero con ésas bastan y sobran para demostrar la profunda calidad de cada grabación (voy en orden de trascendencia, dejando al final lo mejor)


            “Adiós” una palabra que en ocasiones da alivio, en otras provoca tristeza, pero es una que inevitablemente vamos a escuchar y a decir a lo largo de nuestras vidas.

            Esta canción no es la más triste ni la más alegre para decir despedirse, ciertamente muestra agradecimiento, un toque muy personal e íntimo en el que se reconoce todo lo compartido y sin el menor dejo de reclamo.

            En ocasiones uno se tiene que ir, sin importar todo lo pasado. No siempre hay explicación, porque las despedidas simplemente pasan. Y no es que haya desaparecido el afecto, pero a veces es un acto de amor el retirarse a tiempo.

            Memory

            Esta melodía de una cajita musical es tierna, pero no voy a hablar tanto de ella, sino de lo que representa. En la serie, suena mientras Spike va dejando atrás unos recuerdos tristes en un episodio que resultó muy tierno.

            Recuerdos, a veces maravillosos, a veces desgarradores, pero creo que forman parte de nuestros tesoros personales. Todas las remembranzas que tengo son valiosas experiencias o bonitas vivencias.

            A la mujer que me roba el aliento le agradezco todos estos recuerdos que me ha dado, la mayoría de manera involuntaria. Siempre atesoraré conmigo las preciosas sonrisas, las cautivadoras miradas y cada una de las palabras dichas con su hermosa voz.

            Todos estos escritos que le he dedicado (y los que faltan), formarán parte de mis recuerdos y me acompañaran, sin importar lo que venga en el futuro.


            Elm es una maravilla, es la expresión musical universal perfecta, ¿Por qué? Porque no requiere de letra, con simples sonido vocales se puede expresar un sentir a cualquier humano de este planeta.

            ¿Qué siento con Elm? Siento paz, siento empatía, siento felicidad, siento que siento. Hemos diseñado un mundo lleno de distracciones y a veces se nos olvida que cosas tan sencillas (como esta melodía) pueden ocasionarnos algo sin tener que ser espectaculares. Es como música antigua, sin muchos adornos, sin ser pretenciosa, sólo se muestra tal cual y, gracias a esa sencillez, es que es grande.

            Ave María

            Como ya he constatado en pasados escritos, desde hace más de 20 años deje la religión para volverme ateo y, posteriormente, agnóstico. Sin embargo, dejando a un lado las cuestiones religiosas, esta versión del Ave María es simplemente hermosa. La intensidad con la cual es interpretada le llega a uno a las venas sin importar las creencias o no creencias que ejerza.
           
Con mayoría de población católica en este país, es natural y obvio que la mujer que me gusta pertenezca a dicha religión. ¿Qué voy a hacer si un día me acepta y me cuestiona por los temas teológicos?

Bueno, el hecho de que no comparta una creencia no quiere decir que no la pueda respetar. Además, algo que debo de agradecer es que mi educación católica me dio muchos valores que aún hoy conservo (acompañados también de muchos dogmas que he ido limpiando con los años).


¿Para qué nos sirve este mundo de apariencias? ¿Por qué no decir las cosas a la primera? ¿Qué va a pasar por decir lo que sentimos o pensamos?

“We couldn't say them, So now we just pray them, Words that we couldn't say” ¿Qué tiene de malo decirle que la amo? Parece que mucho, le dije que me interesa y desde ahí se complicó todo.

“Sometimes baby We make mistakes. Dark and hazy, Prices we pay. I sit here on my shelf Just talking to myself.   Words that we couldn't say” Así que solo me queda sentarme frente a mi Lap y escribir todo lo que siento, todas esas palabras que no puedo decirle de frente con la esperanza de que, algún día, se enteré de mi sentir.

“Someday maybe We'll make it right. Until that day Long endless nights” Esperando que algún día proceda con inteligencia, seguiré con mis noches de insomnio, escribiéndole algo o cavilando sobre mis errores y masacrándome con incontables Por qués.


            Sin respuesta, en muchas ocasiones el silencio es la respuesta más fuerte de todas. En la primera estrofa dice “Now you know the man I am, Can you forgive me?”, no es necesario decir mentiras para aparentar algo más, sólo dejamos de decir lo que sentimos, o actuamos cómo se supone que deberíamos. Tal vez nos mata un amor por dentro que no podemos decir para no echar a perder todo (y a veces, sin decirlo, echamos a perder todo).

            De ahí pasamos a la parte dónde dice “With every lie that I lived, Part of me would fade. Into this empty shadow I've become, And now I feel so numb. I no longer know myself, But I still know you” Es increíble cómo el idolatrar a alguien va haciendo que nos perdamos en el vacío, ya no ponemos atención a lo que pasa con nosotros, sólo nos fijamos en cada detalle del ser que justifica nuestra existencia.

            Por eso, cuando uno llama y no hay respuesta de la amada, la vida deja de tener sentido, vemos pasar el pasado ante nuestros ojos, mismo que ignoramos porque sólo vemos su rostro. Sin importar todo lo que escriba, nadie sabe todo lo que significa para mí.
           

            “Is it right or ist it wrong? And is it here that I belong?” ¿Estoy haciendo bien al quedarme o me estoy equivocando? Ciertamente la incertidumbre me ha ido desgastando a última fechas, y ya estoy haciendo algo o me voy a consumir a este ritmo.

La semana pasada estaba nadando (¡Como me ha hecho bien nadar!) y de pronto empezó a llover, lo cual no impidió que siguiera con mi meta fijada, PERO al ver el primer trueno me tuve que detener, ni siquiera yo puedo ser tan imprudente para nadar con tal riesgo.

“Walk in the Rain, in the Rain, I walk in the Rain” . . . . .

            Por lo que entre a los vestidores, me bañé y cambie. Estaba lloviendo fuerte, por lo que muchos estaban en espera que amainara para ir a sus autos. A mí no me importó y me puse a caminar bajo la lluvia, de alguna manera ya estaba mojado y no tenía ganas de esperar junto a desconocidos, ya quería llegar a mi casa a relajarme.

“If there is a hell I'm sure this is how it smells. Wish this were a dream, but no, it isn't” El infierno de la incertidumbre es horrible.

            De esta canción hay algo que me enoja de manera profunda, cuando dice “Why do I feel so alone? For some Reason, I feel, I’m home” resueno profundamente con el sentimiento de la frase (y de toda la canción). Tantos años he estado solo que, al estarlo, ya me siento como si fuese mi hogar.

Eso en verdad me enoja, porque hay algo en mi interior que se ha propuesto a mantenerme solo, y ya va siendo hora de trabajarlo para que no me impida estar al lado de la mujer que amo. ¿Acaso no puedo visualizarme a su lado? En verdad quiero estar con ella con todo mi corazón, el problema es que ya la he regado demasiado y no quiero que me acabe alucinando.


            A veces una simple llamada hace la diferencia.  Sólo me ha llamado en tres ocasiones y en cada una de ellas fui inmensamente feliz.

 La primera fue en la presentación que tuvo con una coreografía que había montado. La grabe y espere afuera, porque después íbamos a ir a bailar, como no salía (y no contestaba mis llamadas) pensé que se había adelantado, así que partí. Cuando estaba a punto de llegar, sonó el teléfono ¡era ella! La habían retenido más de lo programado y apenas habían salido, así que mentí diciéndole que recién me había ido y regresé por ella y una amiga.

La segunda vez fue el siguiente Miércoles, tras habernos visto el Domingo (baile social), Lunes y Martes (clase de reposición y clase normal), en verdad la extrañaba mucho a media semana.

Creo que la atraje con el pensamiento porque, por la tarde, sonó mi teléfono ¡y era ella!, así que me salí de junta (argumentando una llamada urgente) y atendí al teléfono. Al inicio no me contestaba pero, tras unos ruiditos dijo “Bueno”. Resulta que su celular no estaba bloqueado y se marcó sólo. En realidad no platicamos mucho en aquella ocasión, simples saludos de cortesía “¿Cómo estás? ¿Qué tal tu día?” y cosas así. Nunca una llamada accidental me había hecho tan feliz.

La tercera vez fue cuando fuimos al cine, el cual ha sido uno de los momentos más maravillosos de toda mi existencia, pero de ese día tan maravilloso y, al mismo tiempo, tan terrible ya escribí en un ensayo anterior.


¡Wow! El Sax en esta canción lo es todo, la interpretación, las notas, la intimidad, el sentimiento, todo lo que transmite sin una sola palabra. Amo este tipo de música, es cuando toda mi sensibilidad simplemente fluye, no hay letra que seguir ni idea que interpretar, sólo sentir lo que la música te provoca.

 Tenemos un ambiente nostálgico e íntimo, una profundidad de sentimientos muy auténtica, dejamos la mente atrás y resonamos con la melodía, dejar de juzgar y que fluya todo lo que somos y no lo que nos dicen que debemos ser. Es una melodía libre, valiente y que, a través de su desnudez, nos muestra todo su poderío, no por notas fuertes o violentas, sólo a través de su honestidad y pasión, dentro de esa serenidad tan orgánica que es imposible no percibirla (por lo menos para mí).

La melodía ideal para compartir un momento de intimidad con la pareja, un momento de silencio, de verse a los ojos, de escuchar su respiración y saber que, sin tener que tocarse, están integrándose a un nivel superior al físico.

Empieza tranquila, va creciendo en intensidad para que, al aproximarse al final, empiece a desaparecer como un susurro en el viento


Esta es la auténtica definición de obra de arte.

Otra vez nos deleitamos con el Saxofón tan virtuoso, con una tranquilidad impresionante, tomándose su tiempo para degustar la situación, para ir pavimentando el camino de lo que va a ser el resto de la melodía, preparándonos y tranquilizándonos para este viaje tan trascendental como la vida misma.

Para mí la canción se divide en tres grandes tramos, la primera, la del Sax que nos va preparando, en la segunda empiezan los coros estilo tribal.

Cuando empiezan los coros, de alguna manera, te sientes feliz, te sientes un poco triste, te sientes vivo, no sabes si bailar tranquilamente o sentarte a degustar la música mientras meces tu cabeza. Entonces llega la tercera parte, en donde el Sax y los coros empiezan un diálogo musical y se entrelazan para dar una canción magistral.

Sé que me estoy viendo soberbio al intentar explicar una obra tan profunda. La música tiene esencia orgánica, sin remanentes de artificialidad, a pesar de que los instrumentos lo sean, la creación obtenida es algo único. Así debería ser la música, algo que no se pueda explicar, sólo tomar el sentimiento y disfrutarlo con plenitud.


Mi color favorito siempre ha sido el azul, ¿será por eso que amo esta obra? ¿O será que siempre que la escucho la depresión me invade al sentir cabalmente todo lo que expresa?

¿Qué se puede decir acerca de esta maravilla musical? Es una de esas canciones que para mí dejó de serlo, en realidad es como una especie de himno, algo muy personal e íntimo. Es de esas ocasiones en la que dices “¡Qué bueno que alguien la escribió! Porque yo la tenía que escribir y no sabía cómo!” Al escucharla me digo a mí mismo “¡Maldición! ¡Ésa es mi canción! ¡Ése es mi sentir!”

            “Ask myself what is all for? And you know the funny thing about it? I couldn’t answer. No, I couldn’t answer” Esa parte siempre me destroza, y lo hace porque es plenamente cierto. Sólo dos veces en mi vida le he encontrado sentido a la misma. Ya eche a perder la primera, por lo que no puedo permitirme desperdiciar la segunda. Si me vuelvo a quedar sin respuestas ¿Cómo demonios sería tan cínico para llamar a esto vida?

            “Things have turned a deeper shade of blue. And images that might be real
May be illusion, Keep flashing off and on” ¿Qué es real en este mundo?
Estamos tan adaptados a las apariencias que ya no sabes qué puede ser producto de tu imaginación. A veces uno cree ver sentimientos en otra persona para acabar desengañándose.

“Don't wake me from the dream. It's really everything it seemed. I'm so free. No black and white in the blue” ¡Qué bonito es vivir un sueño! En ocasiones dura toda una vida o una sola noche. Lo realmente maravilloso sería que nadie nos despertara y nos permitieran vivir en él, aunque la realidad fuese distinta. ¿Quién quiere vivir en la realidad si ha vivido el sueño más maravilloso?

“Everything is clearer now, Life is just a dream you know That's never ending. I'm ascending”


Hebert Gutiérrez Morales.

No hay comentarios: