jueves, 17 de abril de 2014

Breve homenaje a Gwen Stacy

            Spolier Alert: No lea este breve homenaje si aún no ha visto Spider Man 2. Gracias.

            Recién llego de ver “Spider Man 2” y vengo muy conmovido.

            La película me encantó, no al nivel para dedicarle todo un ensayo, como la primera parte. De hecho no tenía planeado escribirle nada hasta que acabó.


            La duda no era si iba a morir Gwen sino cuándo. En el momento que Peter le dijo “Me voy contigo a Londres” de inmediato supe que su novia no iba a llegar al final de la película, y es que su destino se había marcado, porque tanto Peter como Gwen nunca iban a pisar el Reino Unido

            Ya sabía el destino de Gwen Stacy, vamos, lo conocía desde mi niñez, todo buen aficionado de Spider Man sabe que la rubia va a morir, accidentalmente, a manos de Peter, todo provocado por el Green Goblin.

            Sin embargo me pregunto ¿Por qué?

            Como comenté en el ensayo que le dediqué a la primera película, en mi época de lector de comics, Gwen ya había muerto y era el tiempo de Mary Jane Watson. Y aun así, aunque no fue de mis tiempos, me preguntó ¿Por qué?


            La verdad es que la interpretación que Emma Stone hace de Gwendolyn Stacy es magistral, dándole esa chispa que hace que te enamores del personaje y de ella. Además la química que demuestra con Peter Parker (Andrew Garfield) en pantalla es única. Es de esas veces que vez a una pareja y te sientes muy bien de que estén juntos.

            ¿Por qué Gwen?

            Aunque sé que Peter va a ser feliz al lado de su otro gran amor (Mary Jane), la muerte de Gwen me dolió mucho. Aunque sabía que iba a pasar, aunque ya me la esperaba, no por ello duele menos.


            Mi querida Gwen, aunque seas un personaje ficticio, te voy a extrañar mucho, tu muerte me dolió en el alma, no pude parar de llorar desde que ibas cayendo (aún con vida) hasta tu hermoso discurso de despedida (creo que ahí llore inclusive más). Compartí el profundo dolor de Peter con tu pérdida.

            Tal vez no tengas superpoderes pero, sin duda, serás de los personajes de cómics más entrañables que llevaré en mi corazón. Gracias por la dulzura, personalidad, inteligencia, buen humor y carisma que me regalaste en estas dos entregas de mi héroe favorito: el Hombre Araña.


            Entiendo a los realizadores de la película, si se esperaban hasta la tercera entrega para matarla, iba a ser más difícil sacar a tan importante personaje de la escena, por eso debía ser ahora mismo.

            Y admiro más a Peter, su retiro sólo duró cinco meses pero yo no me hubiera vuelto a poner el traje nunca, por el dolor tan gigantesco que significó la pérdida del amor de su vida.

            Ya sólo queda ver que Mary Jane entré a escena y se dedique a curar el corazón de nuestro héroe arácnido. De hecho ya ví el cameo que hizo en esta segunda entrega la que va a ser la próxima pareja sentimental del querido Spidey.

            Adiós Gwen, gracias por hacer feliz a mi héroe porque con ello me hiciste feliz a mí.

            :’-(


            Hebert Gutiérrez Morales.

2 comentarios:

Gerardo Martin Pruyas dijo...

Coincido totalmente, me dolio en el alma.. yo por suerte tengo la capacidad anular mi memoria a tal punto que no recordaba bien porque desaparecia el personaje de Gwen aunque tuve una leve sospecha cuando Peter dijo que se iba a Inglaterra, tanto asi que creo se me cayo mi billetera en el cine, fue shockeante, no lo podia creer, pobre Peter.. El final con Rinho no me gusto directamente, fue como muchos enemigos, pero creo que si la pelicula hubiera terminado en el instante que vencían a Electro hubiese sido simplemente increible, excelente, con un final feliz, para mi Heroe favorito también, pero no, tenia que sufrir, me gustaba como lo estaban desarrolando, diferente. :( QDEP Gwen Stacy, impecable, excelente Emma Stone.

Hebert Gutiérrez Morales dijo...

Muchas gracias por tu amable comentario y tan completo. Me alegra que alguien más reaccionara con mi tristeza y comprenda totalmente la tristeza que me embargo (que no se compara en nada a la que sufrió Spidey). Un abrazo.