viernes, 23 de enero de 2015

El Estúpido “Deflate Gate”

ACTUALIZACIÓN: En esta liga pueden leer mis comentarios más recientes sobre este tema.

            Alguien me dijo una vez que tiendo a abordar los temas de moda en el blog pero, siendo sinceros, me caga escribir sobre ellos porque la gran mayoría son estúpidos, tendenciosos o cortinas de humo prefabricadas para cubrir un hecho más perverso. Aunque el tópico de este ensayo es algo totalmente irrelevante, por alguna razón, me está indignando bastante. Hay ocasiones en donde no puedo ignorar lo que siento así que, tenga o no importancia, debo escribir al respecto. Al final el blog nació para expresarme y, si tanta es la molestia, prácticamente es mi obligación redactar sobre ello.
            

            El pasado Martes cumplí 30 años de aficionado a la NFL, ya que empecé mi afición a este maravilloso deporte el Domingo 20 de Enero de 1985 con el Super Bowl XIX en el que mis amados Delfines de Miami cayeron ante los 49’s de San Francisco. Así que Domingo a Domingo, desde hace tres décadas, he vivido, amado, sufrido, llorado, gritado, reído, encabronado y hasta odiado este magnífico deporte (el mejor que ha existido, en mi no tan humilde opinión).

            Para mi desgracia, o fortuna, siempre he sido fanático fiel a los Miami Dolphins; ¿Por qué razón si han sido tan mediocres? A veces yo mismo me lo pregunto, pero mi fidelidad se mantiene firme con el equipo del sur de la Florida, tanto que ya hasta a partidos en vivo he ido las últimas cuatro temporadas.

            ¿A qué viene toda esta introducción melosa y nostálgica? Para aclarar dos puntos. Número uno, NO SOY, ni seré, aficionado a los Patriotas. Y número dos, no soy analista deportivo, no vivo de esto y, seguramente, ni siquiera voy a ser tan objetivo como requiere el tema pero, me parece que, mis 30 años de aficionado fiel y férreo a este deporte, me dan el derecho a opinar sobre un tema que me ha fastidiado la última semana.
En el Estadio Ralph Wilson con Ponchorris

            A pesar de enfrentarlos dos veces al año, nunca me han caído mal los Patriotas ni Brady ni Bellicick (bueno, cuando le patean el trasero a mis Delfines, sí me caen mal). Muchos los critican por actuar como maquinita, haciendo todo lo posible por ganar, además de ser engreídos y no tener misericordia de sus rivales.

            Como breve paréntesis, me gustaría que mi equipo fuera malote y no tuviera misericordia de los rivales, así dejaríamos de regalar tantos juegos, y si no pregúntele a los aficionado de Green Bay si no les hubiera gustado que su equipo hubiera acabado con Seattle en la final de la Conferencia Nacional la semana pasada.
           
            De hecho nunca me ha caído mal ningún equipo de la AFC (mi conferencia), por lo cual he apoyado a todos y cada uno de ellos en los 30 Súper Tazones que me han tocado hasta el momento (y el de la siguiente semana será el 31 que he visto ininterrumpidamente). Y esto obviamente incluye a los Pats.

            Para mí, el tema de los balones desinflados en la final de la Conferencia Americana es tan estúpido e irrelevante como el tema del Bullying en Miami el año pasado. En donde todo el mundo se puso a señalar, diciendo pendejadas como “No hay peor vestidor que el de Miami”, “Richie Incognito es un maleante”, “Los Delfines deberían recibir una sanción” y tantas y tantas babosadas que con el tiempo fueron perdiendo interés.

            La situación con la NFL es que al ser la liga más grande e importante del mundo, los problemas que puedan surgir se magnifican a niveles insospechados. Además, si agregamos lo sensacionalistas y voraces que son los medios gringos, la formula está dada para exagerar cualquier temita que salga dentro del ámbito de la liga o sus agremiados.

            Conozco los antecedentes de Bellicick de ser mañoso e incluso tramposo, por lo cual es bastante odiado en la liga y sus alrededores, más de lo normal, porque el éxito de por sí atrae odio, pues alguien con tan poca “gracia” o empatía, es el villano ideal para detestar.

            No voy a disculpar ni justificar al Monje por sus pecados anteriores, mismos por los que, en su momento, fue sancionado y reprendido. “Ya pago su deuda con la sociedad” como suelen decir.

            Lo que me molesta es que, debido a sus antecedentes, casi todo el mundo está cayendo en la fácil postura de condenarlos y señalarlos como culpables seguros, sólo basándose en el pasado, sin un hecho concreto o evidencia irrefutable que indique que son responsables de una situación ridícula.

            Y vamos a ser claros, con balones desinflados, balones inflados, pelotas de playa o sin balones, los Patriotas arrollaron inmisericordemente a los Potros. Y vamos más lejos, el problema de los balones se detectó al medio tiempo, cuando el partido iba 17-7 favor New England. En la segunda mitad, jugando ya con balones en orden, el parcial fue 28-0 para los Pats, lo cual quiere decir que los desinflados en realidad no estaban beneficiando a Nueva Inglaterra.

            Tal vez sí hayan sido los Pats los que desinflaron los balones adrede, tal vez no. Lo que me parece despreciable es señalarlos desde ya, y sin evidencia contundente, como culpables. Voy a irme a un ejemplo extremo, Hitler es considerado el máximo genocida de la historia. Vamos a suponer que hubiera pagado sus crímenes con una condena y salido libre por buena conducta. Años después un vecino suyo es asesinado y él está entre los sospechosos y, sólo por sus antecedentes, la gente ya da por sentado que es el asesino.

NO puedes juzgarlo o condenarlo únicamente basándose en sus antecedentes, TODOS tenemos derecho a que se nos demuestre el hecho porque, en teoría, todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario aunque, en la realidad, ocurre exactamente lo contrario, por lo menos en el juzgado de los medios de comunicación. El que uno haya demostrado que es capaz de hacer algo incorrecto no es un indicador infalible para decir que lo ha hecho nuevamente en el presente.

            No sé por qué me sigue sorprendiendo el tema, pero me llama la atención (o asquea) la voracidad de los medios de comunicación por vender morbo, inclusive los  lleva a desestimar uno de los más grandes hitos de su cultura artificial: El Super Bowl, una de sus máximas vacas sagradas. Pero, pensándolo bien, por eso se ensañan más, por ser la NFL, y por lo mismo me tienen bastante encabronado.

            Es una tontería, no lo niego, pero me es muy especial el Súper Tazón, y me emputa que por su circo mediático estén manchando estos días de expectativas en los que se deberían hablan de tendencias, jugadores, estrategias, costos de boletos, audiencias, aficionados y demás pero, 9 de cada 10 notas, hablan del puto “Deflate Gate”

            “¡Los balones!” “¡Tramposos!” “¡Descalifíquenlos!” es lo que se escucha, gente borrega que ni siquiera se pone a cuestionar un poco el tema y que se deja llevar por la ola de medios que están disfrutando con el acoso que están haciendo hacia el equipo de Massachusetts (y se están ensañando más debido a los antecedentes tanto de trampas como de éxito).

            ¿Quién fue? Pudieron ser los propios baloneros, los oficiales, los cadeneros o ¿por qué no? Inclusive los mismos Potros ¿A quién van a señalar? ¿Al equipo que perdió y contra el que nadie tiene nada en contra? O ¿A los Tramposos comprobados? ¿Al equipo que nadie quiere? ¿Al que arrolló sin misericordia a su rival? Son tantas las posibilidades que hay, pero la corte mediática ya dictaminó su sentencia: Fueron los cochinos Patriotas.

            ¿Por qué no se cuestiona a los árbitros? ¿Acaso ellos no tienen contacto con el balón en cada jugada? ¿Necesitaron medio partido para darse cuenta? D’Qwell Jackson, defensivo de Indy, cuando le interceptó a Brady en la primera mitad declaró que no sintió el balón desinflado. ¿Quién y cómo se dio cuenta? ¿En qué momento pasó que nadie lo notó?

            Debido a todo este escándalo me enteré que hay 36 balones en el juego: 12 que pone el equipo local, 12 el visitante y 12 para las jugadas de equipos especiales. Se dice que sólo los balones de los Pats eran los desinflados (11 de los 12). Y me cuestioné ¿Acaso los Pats sólo juegan con sus balones y los Potros con los propios? ¿Acaso no se revuelven? ¿Los baloneros llevan un estricto control de cuales son para el visitante y cuáles para el local? Después me enteré que, en teoría, sí llevan dicho control y cada equipo juega con sus balones, pero me cuesta mucho trabajo creer que no se mezclen a la largo del juego, considerando que hay jugadas por todos lados del campo y salen constantemente de lados indistintos. Pero como los expertos dicen que eso no ocurre, pues les creo.

            Como mencione al inicio, siempre voy con la AFC en cada Súper Tazón pero, en esta ocasión, voy a apoyar con todo lo que pueda (en intención y energía) a Nueva Inglaterra (sin dejar de ser Delfín obvio) ¿Por qué? Porque me indigna esta cacería de brujas que se ha iniciado en su contra, porque sé lo que se siente que todos los medios anden tras de tu equipo por una pendejada, porque todo el mundo está sacando sus traumas contra ellos por ser un equipo ganador, porque están siendo juzgados por pecados pasados y los están dando como culpables sin siquiera haber evidencias en su contra.
Para la gente estúpida que juzga sin evidencia

            Sobre todo para acallar a las pirañas mediáticas que lo último que les interesa es este maravilloso deporte, a ellos sólo les interesa vender. Pero lo peor es que la mayoría del público lo está consumiendo con avidez, sin cuestionar, simple y llanamente se lo tragan como verdades universales, por esa necesidad morbosa de saber si hay algo siniestro, algo oscuro, algo prohibido, algo sucio.

            Para mí hay gato encerrado, y se están aprovechando de los antecedentes para ponerle una trampa a Nueva Inglaterra. Porque esto de tener balones desinflados es algo muy obvio y detectable, casi de primaria. Viendo las tendencias de Bellicick, eso lo hubiera hecho en algún juego de temporada regular y no en un juego de Campeonato, ¿por qué jugarse el pellejo en instancia tan avanzadas y en donde los controles son mayores? Además carece de lógica que lo hicieran contra un rival que era claramente inferior, si no vean los resultados de los enfrentamientos entre Indy y los Pats desde que está Andrew Luck: siempre han perdido por tres anotaciones o más.

            Pero hay otro hecho que nadie se cuestiona. Al momento del Kick-off todos los balones estaban correctamente inflados. ¿En qué momento fueron desinflados los balones? ¿En la banca? ¿Con tantas cámaras filmando en todo momento? Debería haber algún filme que evidencie que desinflaron casi todos sus balones ¿no creen?

            Es verdad que la NFL es está diseñada para la Televisión, pero la voracidad de los medios ya está inmiscuyéndose mucho con la liga más importante del mundo y hasta está actuando en su contra. Esa necesidad de que todos quieren ser partícipes de ella está empezando a ser perjudicial. Tomo el caso de Adrián Peterson como ejemplo, mismo que disciplinó a su hijo con una vara. No voy a juzgar el hecho, pero tampoco voy a negar que en mi generación si te portabas mal te ganabas unas buenas nalgadas e incluso unos cinturonazos, y no pasaba a mayores.

Tal vez estuvo mal lo que hizo Peterson pero, como uno de los jugadores más populares de la liga, pareciera que mató al niño y hasta que sodomizó al resto de sus compañeritos. Entonces los voraces medios se fueron a la yugular del corredor de los Vikingos que hasta lo tuvieron que suspender de la temporada “mientras se investigaba el tema”. Un problema que se debe arreglar dentro del hogar o, si quieren, con las autoridades correspondientes, llego a niveles exagerados y el Sr. Peterson se perdió la temporada (y ya hasta de retiro habla) por la insaciabilidad de los medios al magnificar un tema totalmente irrelevante para su carrera profesional.

            Todo motivado por esa puta sociedad mustia que hemos perfeccionado con el paso del tiempo, en el que lo importante no es ser civilizado, sino aparentarlo. ¿Ustedes creen que en verdad les importa a los medios el bienestar del hijo de Peterson? ¡Claro que no! El caso sólo es vender la historia y el morbo que conlleva. Lo mismo pasa con los balones desinflados, a la mayoría de medios no les importa lo que ocurrió o si afecto al resultado del juego, lo que les importa es vender la historia y darle toques dramáticos (por eso piden sanciones y castigos sin que haya aún un veredicto).
Una evidencia de una sociedad mustia

            Por ahí leí que alguien decía “¡Qué malos actores son Brady y Bellicick! Se les nota que son culpables” a lo que yo pregunto ¿Alguna vez se han visto víctimas de acusaciones injustas y que casi nadie te cree? ¿Acaso no te sentirías afectado e indignado? ¿Qué es lo que quieren? ¿Qué se rían frente al público? Si ése fuera el caso de todas formas los criticarían “¡Pinches cínicos! Y todavía tienen la desfachatez de reírse ¡Deberían tener vergüenza!” Pinche público, nunca se le va a dejar feliz.

            Soy de la creencia que TODOS en este mundo somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Aunque Bellicick tiene cola que le pisen, ya fue castigado y disciplinado a su debido tiempo. Cualquiera pudo desinflar esos balones, pero me parece injusto que den por sentado que fueron los Pats, sólo porque son odiados y odiosos.

            Antes de finalizar quiero aclarar, no estoy diciendo que Brady o Bellicick son inocentes (total o parcialmente), lo único que me molesta es que sean condenados sin una averiguación previa. Si el resultado de dicha investigación es que ellos fueron responsables, pues que los castiguen como corresponda.

            Como aficionado de la NFL que amo a dicho deporte como pocas cosas en la vida, espero que ya se deje de hablar de este puto tema tan insignificante pero que se ha magnificado por el circo mediático. Y también espero que los Patriotas aplasten a los Seahawks el próximo Domingo Primero de Febrero.


            Hebert Gutiérrez Morales.

No hay comentarios: