miércoles, 11 de febrero de 2015

El agua fría de la vida

“Desde que tenía 15 años me he bañado con agua fría, y ahora encuentro que es muy parecido a la vida misma. Si pensara lo duro, lo difícil y lo incómodo que es, no me bañaría; pero lo puedo hacer con naturalidad porque no pienso en nada de ello ni me concentro en que está fría, simplemente disfruto de sus bondades y ya, no me enfoco en sus incomodidades. Si en la vida pensamos en todas las dificultades, los problemas, el dolor, la injusticia y todo lo malo que hay, pues es difícil atreverse a vivirla, por lo que es necesario aventarse sin más miramientos. Mi problema en particular es que le tengo menos miedo al agua fría que a la vida ¬_¬U” – Hebert Gutiérrez Morales

No hay comentarios: