miércoles, 8 de abril de 2015

Casados infelices

Hans: Tu amiga Fulanita se ha vuelto una mamona a últimas fechas ¿no crees?
Hebert: Es natural Hans, ¿no ves que se casó?
Ha: ¿Y eso qué tiene que ver? ¿A poco cuando te casas dejas de ser feliz?
He: ¡Por supuesto! Y si no me crees, tan sólo ve al Pokemón.
(A lo que el Poke, siguiendo el juego, sólo pone su cara de marido sometido para darnos la razón).

No hay comentarios: