domingo, 14 de junio de 2015

A la chingada

“Hay un punto en la vida, liberador o triste, en donde simplemente te deja de interesar que el resto te entienda. Ya sólo haces las cosas, mandando a la chingada al prójimo, sin necesidad de explicar nada ¿Para qué? De todas formas no entienden” – Hebert Gutiérrez Morales.

No hay comentarios: