lunes, 2 de noviembre de 2015

Los Beatles no fueron la mejor banda de la historia

            Este no va a ser un escrito complaciente, de hecho voy a hacer enojar a muchos pero ¿saben qué? ¡Me vale! Así que pueden berrear y mentar las madres que quieran, porque no me voy a censurar para darles gusto. Voy a escribir lo que pienso sin tapujos.

            Como siempre, es un ensayo a título personal, no tengo la verdad universal ni me interesa tenerla, no soy crítico de música y esto no es un medio de comunicación respetado y afamado (es un simple blog personal). Sólo quiero expresar algo que me resulta muy evidente y que la programación social tan abrumante no te permite expresar porque eres tachado de loco o idiota.

            Para muchos la banda musical más grande la historia han sido los Beatles. Personalmente encuentro dicha afirmación (desmedidamente) exagerada. Obvio hay canciones de ellos que me gustan como “Here comes the Sun”, “Hello Good bye”, “Come Together”, “Life goes on”, “Yesterday”, “You’ve got to hide your love away”, “The Fool on the Hill”, “Let it be” entre otras, sobre todo por el sentimiento con el cual son interpretadas. Pero también tienen mucha basura que es idolatrada como “Can’t buy me love”, “All you need is love”, “Get Back”, “Across the Universe”, “Revolution” o “Penny Lane” que son consideradas obras de arte cuando no lo son. No son una banda estándar, pero tampoco son la mejor de todos los tiempos.

            De esa misma época encuentro más auténticos y con más “punch” (por no decir “huevos”) a los Rolling Stones, además sus canciones tenían más esencia. Debo admitir que mi papá Antonio nos ponía mucha música de ellos, así que al criarme con canciones como “Paint in Black”, “Sympathy for the Devil”, “Under the Boardwalk”, “Lady Jane”, “Let’s spend the night together”, “Ruby Tuesday”, “She’s a Rainbow”, “Wild Horses”, “Angie” y la maravilla de “Out of Tears” (ésta ya en mi adolescencia) es difícil no decantarme por los Stones. Obvio también tienen cosas detestables como “Start me up”, “Satisfaction” o “Anybody seen my Baby?” (igual ya en mi adolescencia), pero no hay grupos que se salven de malos momentos. Pero ya me desvié del tema, volvamos al punto.

            Si nos adentramos a las características de su época, al ser más inocente el público, era más fácil convencerlos y encantarlos, había menos bandas que ahora pero con mucha más calidad que las actuales; incluso la música comercial de aquel entonces era muy superior a la actual: The Mamas and the Papas, The Turtles, The Carpenters o los Beach Boys, entre otros. Lo malo es que, hoy en día, tenemos tantas opciones, tantos estilos y, sobre todo, tanta necesidad de sobresalir, que el mercado está saturado con mucha mierda pseudomusical por lo que cada vez es más fácil sostener que los Beatles fueron la mejor banda de todos los tiempos.
Como Gaga, Bieber o Cyrus.

            Por ello se ve más lejana la posibilidad de vivir nuevamente un fenómeno tan brutal mundialmente como el de los Beatles. Obvio hay basura musical tipo Lady Gaga, Justin Bieber o Miley Cyrus que gozan de mucha fama, pero esas opciones plásticas desaparecerán eventualmente y en unos años nadie se acordará de ellos o sólo gozarán con una fracción de su popularidad, así como le pasó a Britney Spears.

            Volviendo con los Rolling Stones, para mí son más importantes y, musicalmente, superiores a los Beatles, porque siguen vigentes en su carrera. Las burlas son obligadas porque ya casi cantan en sillas de ruedas, pero lo siguen haciendo de manera profesional.

            ¿Por qué mencionó esto? Mucha de la popularidad, fama o estrellato de algunos artistas o agrupaciones, se basa en que se separaron, desaparecieron o murieron antes de tener la oportunidad de que se desvaneciera su popularidad. Y estoy hablando de vacas sagradas como Janis Joplin, Jimi Hendrix, Jim Morrison, entre otros. Si no hubieran muerto jóvenes, es factible que algunos siguieran vigentes pero también es probable que algunos se hubieran perdido en el olvido (Hendrix no lo creo). Sin duda no tendrían la popularidad que siguen gozando y el estatus de leyendas de la música que se les asignó por el hecho de “no haber explotado todo su potencial” (¡No mamen!).
Nirvana

            Pero para que no digan que sólo me meto con la música de mi papá, vamos al ejemplo más claro e icónico de mi generación: Kurt Cobain. Fui gran fan de Nirvana, aún hago headbanging cuando escucho sus canciones y me emocionó cual chamaco. Pero eso no nubla mi visión para afirmar que la fama de su vocalista se debe a que se suicidó, y eso también benefició el status de la banda como histórica. Y yo lo viví, nadie me lo puede contar.

            Básicamente Nirvana tuvo dos discos excelentes: “Nevermind” y “MTV Unplugged”. El declive vino con “In Utero” que, para mi gusto, es también un muy buen disco (no al nivel de los otros dos), pero que a duras penas llegaba a las cien mil copias vendidas. La popularidad de la banda iba cayendo, y estaban condenados a ser una especie de “One Disc Wonder” pero vino el supuesto suicidio de Kurt y eso les salvó la fama (y las cuentas bancarias) para siempre.
Kurt

            Sin ese suicidio estoy seguro que nadie se acordaría de Nirvana, ni serían tan populares los Foo Fighters y seguramente Courtney Love sería una mujerzuela barata que ya hubiera muerto de una sobredosis (que no dudo que ya haya estado cerca en algunas ocasiones). Lo irónico del asunto es que Cobain sería más feliz, sentado en su casa y viviendo tranquilamente porque, siempre lo dijo, no le agradaba la fama y toda la falsedad que conlleva. Y es por eso mismo que muchos dicen que su muerte fue un montaje y ojalá sea así, para que el buen Kurt tenga su existencia tranquila a pesar de ser popular.

            Pero teorías de conspiración aparte, el suicidio de Cobain le trajo fama y fortuna ilimitadas a muchas personas o firmas (Geffen Records, Dave Grohl, Courtney Love, Foo Fighters y hasta la carrera política de Kris Novoselic), y pasó de ser una agrupación que hubiera sido olvidada a, citando a Wikipedia, “Una de las bandas más importantes e influyentes de la era moderna” (es notorio cómo cambia la historia por una simple bala).
Kurt y Ronald

            Nadie menciona que iban en declive, que se estaban autodestruyendo, sus bajas ventas y la relación tortuosa que tenían Cobain y Love. De hecho, esa misma pareja ahora hasta es considerada una de las icónicas e ideales de la historia de la farándula (increíble hasta donde llega la estupidez humana y lo fácil que se les manipula).

            La muerte es un método ideal para que se te magnifique y se olviden tus pecados cuando eres alguien común y corriente; ahora imaginen el efecto exponencial que se tiene con alguien famoso. Otro ejemplo en el cual no voy a ahondar mucho es Tupac Shakur, el cual es considerado un referente para el Hip Hop actual (en mis tiempos se conocía como Rap) ¿y todo por qué? Porque fue asesinado.

            El “buen” Tupac era un maleante al igual que muchos artistas del género (y no porque fuese negro, aclaro) y tenía el mismo nivel de talento que cualquier contemporáneo suyo pero, al ser asesinado, de inmediato pasó al estatus de leyenda cuando la realidad nos dice que era igual de bueno (o malo, según sus gustos musicales) que el resto de su generación.
Lennon dándole un autógrafo a su asesino

            Esto me trae de vuelta a los Beatles, para meterme con la máxima de sus vacas sagradas: John Lennon. Si a la banda no la considero la más grande, obviamente opino lo mismo de sus integrantes.

            Sí, sí. “Imagine” es el himno de amor y paz, un mensaje que todos deberíamos seguir para ser mejores seres humanos. “Woman” es otro himno que recalca la importancia de las féminas en nuestra vida. No niego las buenas intenciones del Sr. Lennon, también debió tener su dosis de talento pero nada excepcional.

Aunque en algo estoy de acuerdo con los fans acérrimos de los Beatles: Yoko Ono le vino a dar en la madre a la banda y al Sr. Lennon o, según la perspectiva, es la que (al tomar el papel de villana), ayudó a asegurar su inmortalidad. Y es que así funciona la humanidad: requiere un(a) villano(a) al cual temer/odiar, para que en automático la parte “perjudicada” sea aceptada de manera automática y sin cuestionar.
E Che y Lennon

            Siendo honestos, a Lennon no le iba a durar mucho su mensaje hippie de amor y paz, ciertamente el lastre de Yoko le estaba desgastando la imagen y la popularidad. De no haber sido asesinado por Chapman, no digo que hubiera sido un desconocido (ya traía su “inmortalidad” asegurada por la popularidad de los Beatles desintegrados), pero sí creo que su nombre no sería tan importante, sería como Ringo Starr, que es conocido pero no goza de la popularidad de McCartney (por ejemplo), y no porque el talento de Lennon sea menos que el de McCartney, simplemente porque los tipos bonachones que pregonan amor y paz todo el tiempo acaban por cansar, sin importar que sean famosos o desconocidos.

Una época más sana e inocente
            Admiro a Lennon por dejar la vida cómoda del éxito comercial y cambiarla por el activismo, además de experimentar con su música pero, sólo basándome en popularidad, además de “Woman” e “Imagine” ¿Qué otra canción de solista tiene el mismo impacto en el inconsciente colectivo que el que tuvo con Beatles? La respuesta la saben, así que tampoco es que Lennon estuviera destinado a grandes ventas, aunque estoy seguro que no le importaba tanto y eso habla de su calidad humana, pero como estamos hablando de la calidad musical pues tenemos que decir las cosas como fueron: después de los Beatles, Lennon sólo tuvo chispazos. Yoko le vino a dar en la madre a su carrera musical; igual y lo hizo feliz personalmente pero, recalco, estamos hablando sólo de música.

            Decía antes que a los Beatles se les facilitó el éxito y la etiqueta de leyendas gracias a que impactaron en una época más sana e inocente, lo cual cada vez se vuelve más difícil en este mundo que incesantemente se torna más perverso y cínico. Vamos otra vez a una época que sí me tocó vivir: los 80’s, justo con el referente musical de dicha década, el prolífico Michael Jackson (al cual ya le dediqué todo un escrito en su momento).

            Michael tuvo una carrera larga y exitosa desde la niñez, tanto a nivel grupal como  solista (sobre todo a nivel solitario), de hecho, de no ser por sus escándalos de pedofilia (ciertos o no dañaron su imagen) hoy en día seguiría siendo un referente mundial, posiblemente el artista más importante de la historia, pero no fue así (los “hubiera” no existen).

La última etapa exitosa de Jackson
            ¿Cómo solucionar la carrera en declive de MJ? ¿Cómo convertir sus deudas en un negocio redituable? ¡Fácil! ¡Me muero! Gracias a que “se murió” (y lo entrecomillo porque ya no sabes en este mundo qué es cierto y qué no con tanta perversa manipulación en la información), no sólo revirtió la mala fama y las deudas, incluso recuperó su imperio y volvió a ser de los artistas más redituables a nivel mundial.

            ¿A qué se debe este fenómeno? Gente estúpida que es fácilmente manipulable que, al enterarse de su muerte, vuelven a ponerlo de moda y “de pronto” todo por lo cual lo juzgaron se olvida y vuelven a “amarlo” sin mayor explicación. Muchos seguramente ni habían escuchado su música, pero para “pertenecer” a la borregada, entraron en la dinámica sin cuestionar (típico de la humanidad).

            Justamente eso pasa con los Beatles, muchos sólo repiten que son maravillosos y que son la mejor banda de todos los tiempos sin siquiera haberlos escuchado. Lo que conozco de ellos, que es lo más popular, no me parece excepcional o maravilloso. Encuentro más esencia en un Led Zeppelin, Génesis o Pink Floyd, bandas surgidas en los 60’s pero que explotaron en los 70’s porque siguieron con su evolución, algo que no pasó por completo con los Beatles que, de haberse mantenido juntos, posiblemente hubieran desarrollado algo más auténtico (como las bandas antes mencionadas) en lugar de quedarse en donde se quedaron.

De ahí viene mucha de la idolatría por los Beatles, ya que “pudieron” ser la banda más grande de la historia si hubieran seguido juntos pero (nuevamente) los “hubiera” no existen por eso, para mí, los Beatles fueron un producto muy exitoso (como pocos) pero que no terminó de desarrollar: la idea era buena pero quedó inconclusa.
Para algunos es más fácil conseguir la fama

            Soy fan de U2 y seguramente no soy objetivo al decir que son una banda más importante y talentosa que los Beatles (obvio comulgo más con la música de la agrupación irlandesa que la de Liverpool). U2 se ha mantenido vigente por más de tres décadas, con altas con bajas, con discos excepcionales y con otros basura, pero siguen tocando, se atreven a experimentar y a recuperarse. No ha sido necesario que alguien muera o se separen para perpetuar una idea de su calidad, mejor la viven y se brindan. Es verdad que cada vez son más los discos de la chingada y menos frecuentes los buenos, pero esos pocos buenos bastan y sobran para que olvidemos los malos y crezca el aprecio que le tenemos sus fanáticos a la Banda Irlandesa.

            Si quitamos géneros, no pondría a los Beatles en el Top Ten de todos los tiempos, tal vez ni siquiera en el Top 20. Muchos dirán “¿Cómo te atreves a afirmar semejante blasfemia/pendejada?” ¡Porque alguien tiene que decirlo! Por lo menos yo tengo que decirlo: No vibro con sus canciones, es exagerado el nivel de popularidad que han gozado, su música no amerita tanta idolatría. Es ilógico sean considerados en un escalón tan alto cuando su música (aunque buena) no era excepcional.
          
            Ciertamente las cosas eran más simples hace cinco décadas, como la música de los Beatles, por ello la gente quedaba tan encantada con la misma. Lo triste es que hoy en día la música es igual de boba (o peor) que la del grupo británico, cuyas obras tenían su nivel de bobería pero porque ellos eran bobos y no lo ocultaban (tal vez la mayoría de la humanidad ya era boba desde entonces).

La música de ahora es basura por diseño: canciones cortas que repiten la misma estrofa hasta el cansancio, con un ritmo pegajoso, sin mayor complicación o complejidad y que se basan en un vídeo bastante provocativo y/o atractivo para clavarse en el inconsciente de su público (generalmente adolescentes impresionables y manipulables). Así que la gente consume esa basura pegajosa porque les “encanta” ya que los medios les dicen que eso es lo que deben gustarles. En realidad esa música está tan vacía como su público, tan hueca (tanto el emisor como el receptor) que ambos se creen la ilusión de que hay algo en esa “música” desechable.

            Algo empezó a perderse al avanzar las décadas: la necesidad de ser épico. “Comfortably Numb” de Pink Floyd es el ejemplo perfecto de lo que antes se disfrutaba, tan sólo escuchar el solo de guitarra principal es una cosa que te llega al tuétano, sin limitaciones de tiempo o comerciales, es una mera expresión artística que dura lo que debe durar y por eso es real, es natural es, como lo dije, auténticamente épica.

            En la escena artística actual ya no está esa necesidad de trascender, ahora la necesidad es vender ¡y rápido! La gente ya no tiene la paciencia para degustar una canción de 10 minutos, les parece aburrida y pierden el hilo, ya no tienen esa capacidad de disfrutar una obra de arte musical, ahora quieren algo pegajoso, espectacular y corto, en que no tengan que invertir mucho de su tiempo y/o atención.

            Lo triste es que ya no se hacen cosas así. Ahora tienen un éxito de un par de meses y empiezan a malbaratar el término y empiezan a llamarlo épico ¡No! ¡No mamen! “Comfortably Numb” o “Wish you were here” ésas sí son expresiones musicales épicas, no las mamadas que ahora se escuchan. Y ésa es una gran deuda que tengo conmigo porque las pocas canciones que he escuchado de Pink Floyd son una chingonería (efecto que nunca he experimentado con The Beatles). Ahora estoy enfocado en conocer la música del pasado para encontrar joyas musicales, piezas de calidad porque el presente en verdad ofrece escasas opciones valiosas, por lo menos que yo considere que valen la pena.

No me juzguen, hasta Lennon avala mi postura ;-)
            Dentro de mis gustos musicales encuentro bastantes artistas que son superiores a los Beatles: Keane, Pink Floyd, Rolling Stones, U2, Led Zeppelin, Génesis, Sting, Annie Lennox, The Cure, la alineación original de Gun’s n’ Roses, Fernando Delgadillo, Elton John, Adele, Queen, Snow Patrol, Stone Temple Pilots, Pearl Jam, Soundgarden, Suzanne Vega, Joe Cocker, Tears for Fears, incluso una artista pop de la actualidad como Taylor Swift o hasta los borrachines de Oasis, TODOS y cada uno de ellos son, en mi entender, muy superiores a los Beatles.

            Pero como los Beatles son intocables por decreto y nadie está autorizado a cuestionarlos o atacarlos, sé que mi escrito será descalificado, pero no me importa. Ya he dicho lo que sentía y seguramente habrá por ahí alguien más que comulgue con mis ideas, y no quiere decir que estemos bien o mal, solamente es ejercer el derecho que tenemos de expresar lo que nos gusta o no, a pesar de la “Verdad inmaculada e incuestionable” que nos dice que la Banda de Liverpool era lo máximo.

            Por esas verdades “irrefutables e incuestionables” el mundo está como está. ¬_¬

            Hebert Gutiérrez Morales.

2 comentarios:

Francis dijo...

No mencionas en ningún momento a ABBA, que es, después de los 4 de Liverpool, la banda que mas discos ha vendido de todos los tiempos. Lo de las ventas podría ser, por si solo, algo meramente circunstancial, si no fuera por el hecho de que, después de haber sido víctimas de tantos prejuicios durante años, el tiempo parece haberles dado finalmente la razón. Su música continúa mas vigente que nunca y han confesado su admiración por los cuatro suecos, artistas como: Madonna, Lady Gaga, John Lennon en su día, Kylie Minogue, Paul McCartney, U2, Elvis Costello, Nirvana, Belinda Carlisle, Alanis Morissette, Sex Pistols, Erasure, Motörhead, The Corrs y Westlife entre otros. Incluso, varios de los artistas pop contemporáneos a ABBA como Olivia Newton John, Boney M, Mireille Mathieu, Stars on 45, Brotherhood of Man y Donna Summer distinguieron a ABBA como el grupo pop mas importante de la historia

Hebert Gutiérrez Morales dijo...

Gracias por tu interesante y completa aportación Francis. Sé de la importancia de Abba pero, honestamente, más allá de los temas más conocidos y/o comerciales, no me he dado el tiempo para escucharlos. No dudo que todo lo que me compartes es cierto, sólo que este escrito fue generado desde lo que conozco que,obviamente, es una fracción mínima del universo musical. Gracias por leerme y comentarme.