domingo, 7 de agosto de 2016

Cuestión de Genética

Por enfermedad, tuve el ojo cerrado por una semana, a lo que mi compañera Karla (a la cual no quiero) me cuestionó:

K: ¿Cómo puedes tener el ojo cerrado sin esfuerzo todo el día? Yo tengo que hacer una mueca extraña para hacerlo y me cansa.

H: Es cuestión de genética – le contesté – hay quien puede hacer rollito la lengua, hay a quien se le hacen hoyuelos en la mejillas y así. No todos podemos hacer las mismas cosas que el resto.

K: Tienes razón.

H: Por ejemplo, hay quien puede tener una relación amorosa estable y hay otros, como yo, que simplemente no podemos. ;-)

K: ¬_¬



Hebert Gutiérrez Morales.

No hay comentarios: